5.8.07

Rascador

Creo que me he topado con el límite de la paciencia de la bípeda. Me encanta asear mis uñas en el sofá, pero cuando ha empezado a salir la espuma de dentro de éste, la bípeda ha tapado mi esquina con una manta. ¿Y qué he hecho? Pues obviamente, empezar a rascar la parte sin tapar. Dice que me va a comprar un rascador mañana, pero está convencida de que le haré caso sólo unos minutos y luego volveré al sofá, pues soy muy firme y constante en mis principios. Ya os contaré quién de las dos se sale con la suya...

15 comentarios:

Nano Frontera dijo...

juasss va a ser una lucha esa!!!! jaja suerte!!!

Becca dijo...

Lanita lo tuyo es un poco de "tocapelotillas" por qué tienes miles de cosas en casa para rascarte gustosamente y tú dale qué dale a lo qué sabes qué no puedes rascar.......

Arilú dijo...

Lanita portate bien con mami, entiendo que es una manía como morderse las uñas para los humanos pero ahora con el rascador trata de aguantar la tentación, no queremos que te castiguen.

Tip para mami de Lana: coloca unas bolitas de naftalina en el sillón, ya sea debajo o en los costados, el olor no les agrada. Otra semejante es limpiar con algún producto con aroma para alejarle.

Suerte y besos*

michico 小芥 dijo...

Is that useful?
Mine is not work....

Tunia dijo...

Lana , guapa¡¡No hagas enfadar a mami¡Haz como yo: Tengo rascador y solo me afilo las uñas en el cuando estan en casa o me pueden ver, despues solo a mis anchas lo hago en el sofá. aunque he de dcirte que de vez en cuando me pillan jejej las gatorradas clásicas.
Miauss preciosa Lana.

Arilú dijo...

Mamá de Lanita: pues generalmente les rehuyen a los aromas de los productos de limpieza, como el lima-limón, puedes probar con las espumas para limpiar sillones.

Suerte*

Anita dijo...

Yo he leído por ahí que para usar el rascador nos ponen cosas como catnip y rituales extraños como frotar aceitunas por el rascador... lo leí de un libro que he intentado esconderle a mi humana, el LAROUSSE del gato, un libro en el que se revelan muchos secretos nuestros... hasta incluso he oído rumores de que si lo frotan con un paño humedecido ligeramente en lejía, nos hipnotizamos y lo usamos...

Te lo digo para que no caigas en la tentación de rascar en el rascador y vayas prevenida de las armas humanas... ¡Muhahahahá!

Dile que se conforme con comprar una funda para tapar el sillón... que ojos que no ven, corazón que no siente... ¡Muhahahahahahá!

Pokhara dijo...

Lo mismo hacía yo en el otro piso Lana, y no creo que ahora empiece a rascar en el nuevo... pero bueno, mamá ya se lo toma con filosofía.

Ronroneos,
Luna

Erunyauve dijo...

Pues Nube ya se ha adueñado del sillón del ordenador de su humano como rascador y a él no parece importarle...yo le he dicho que le compre uno para que el sillón pueda sobrevivir pero dice que le gusta mucho y que le da igual, que es solo un sillón...
En fin, que Nube le tiene bajo su conttrol, quien la va a decir q no con esa carita...?
besos y miauuus

Aurora84 dijo...

Ais... nosotros tenemos la misma pelea con mami. Pero, ¿para qué usar un rascador si tenemos unas estupendísimas sillas más altas y más chulas? ¿O un excelente sofá...? Es que somos unos incomprendidos

La Gata Lola dijo...

Puff! Tengo un sillón igual a ese, decorado asi por Niko y Mish, los bichis que ya no están... Al nuevo "staff-felino" todavía no le ha llamado la atención el dichoso sillón, pero tienen sus propias preferencias: Abril se estira en un mueble, que no importa porque ya está todo roto de lo viejo que es, pero Morocho le da por rascar el colchón, y eso si que no se lo permito! Pero bueno, es una lucha...

Brocco dijo...

La constacia es una virtud... muy práctica. Ea, a minar la moral del enemigo.

GARGOLAS dijo...

Aquí estamos con humana leyendo este post y hemos aprendido mucho con los comentarios.

Pero, adonde vas? no me dejes solo que no se ocupar el teclado!! que pasa con el sofá????

Saludos felinos.

Gatote dijo...

Mis humanos dicen que cambiarán su sillones... algún día.

Debe ser por eso que no me han cortado las uñas...

El Gatote.

Pitusa dijo...

Uyyyyyyy, pues mi humana tapa los sillones con mantas colgando y yo no me puedo rascar a gusto. Grrrrrrrrrrr.
Pero la verdad es que me encanta mi torre-vigia-rascador, es genial subirse en ella, contemplar la calle y hacerse la manicura, sin que el dios del agua te castigue cada vez que lo haces en un lugar incorrecto. Muahahahaha!!!!